divagando...

No sé por dónde empezar, son tantas las cosas que pasan por mi cabeza y a la vez carecen tanto de sentido...

Yo escuchaba de pequeño cosas como: para saber tienes que preguntar; el que no llora no mama; aprende a compartir, y un largo etcetera. Entre estas frases que se metían en mi cabeza, seleccionaba las que a mi parecer eran necesarias para formar un puzzle, con el cual tener el "metro" (de medida) con el que evaluar cualquier decisión o valoración. Bueno por aquel entonces no sabía explicarlo con palabras.

Entendí que había multitud de "problemas" que solucionar, como si la vida fuera el resultado de sencillas operaciones matemáticas que estructuran una intrincada maraña aparentemente caotica e imposible de descifrar y por lo tanto de darle solución.

La vida tiene el valor que le damos, al sentirnos bien en nuestro entorno deseamos estar bien y que los demás lo estén. Al sentirnos mal queremos que los demás compartan nuestro dolor, de un modo u otro. Podemos colaborar tanto con la idea de compartir ese bienestar como con la del malestar, pero debe imponerse desde dentro un criterio que solo nosotros haciendonos preguntas podemos forjar. Ahí es cuando se puede romper el circulo, en el momento que lleno de odio has conseguido entender que así solo conseguirás que te devuelvan ese odio, recapacitas y te calmas, no te vengas de ese modo tan evidente y sin fruto alguno, aprendes a ver que la mejor manera es cambiar las cosas para que no vuelvan a repetirse o al menos en mucha menor medida. Igualmente al pasar demasiado tiempo entretenido o distraido con cualquier cosa se pierde facilmente el minimo malestar que te hace ser crítico y afrontar problemas, muchas veces desobedeciendo normas sin sentido.

Busco la razón de mi existencia y me lo cuestiono todo. Con el pensamiento analitico, deductivo y a modo inverso, me pregunto qué pregunta necesito hacerme para hayar la respuesta que deseo.

En matemáticas, si quiero un 2 de resultado, ¿qué operación tengo que realizar?
Solo que si queremos obtener resultados positivos en todas las cuestiones, veremos que se dan conflictos a la hora de resolver y que para ordenar de la forma más óptima posible hay que pasar por estos conflictos. Así se puede entender el funcionamiento de la vida, en el que como moleculas influenciadas y que enfluencian a su entorno, se establece un orden aparentemente desordenado que lleva hacia un estado equilibrado y compensado.

Entiendo que las reglas sociales existen para podernos relacionar de la manera más equilibrada posible y así darnos bastante tranquilidad (que no debería ser creando conformismo), pero la tranquilidad también oprime y necesitamos alteración (pero con sentido común y sin violencia) para reconocer que existen problemas que debemos solucionar, porque siempre existirán.

Yo veo la vida desde el lado "consciente" de la materia; lo que al principio son simples resultados de la física, química, etc, se convierten en impulsos que alteran la manera automatica (dentro del caos) de funcionar.
El impulso que mueve a la materia a interactuar, ese avance que supone el ciclo de la materia, desde el punto de vista del ser vivo que soy, unido a mis instintos que estoy, existe y tiene sentido. El poder y querer arreglar las cosas tiene sentido.
Estando vivo y en un estado de bienestar necesario, veo el sentido a la vida.

No deseo la muerte a nadie y menos aún a quien desea la mia, porque esa persona necesita encontrarse mejor y necesita reeducarse para llegar a no provocar dolor en quienes no se lo provocan y evitar hacer daño a aquellos que quieren hacertelo. Siempre entendiendo que se ha de perseguir el objetivo común de unirnos en el querer y no el temer, en el dialogo y acuerdo y no en la acción rápida qur lleva a nada.

Y te preguntarás, ¿a qué viene este galimatias?, muy sencillo, estoy cansado de soñar con un mundo mejor, astiado de tener un futuro poco alentador delante y de sentirme atado de pies y manos. Quiero sumergir la mano y remover las aguas, como en el dominó de V de Vendetta, pero sin violencia o daño físico. Estoy convencido de que mi objetivo puede centrarse en llevar la diversión a la gente mayor y media y si no, empujar o apoyar las redes sociales de todo tipo, porque en difundir y descentralizar está la llave para solucionar, está la enseñanza que necesita la inteligencia colectiva. Y la alegría puede ser el combustible que ayude a luchar sin cansarse. Como una mente que habla consigo misma y tiene parte consciente e inconsciente, así actúa la sociedad y es tan sencillo y complejo como la misma mente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario