Y la rueda sigue girando...

¿Rojo? ¿qué es eso?
A POR ELLOS, OE, ¿O NO?
La verdad es que me estaba gustando bastante tu blog hasta llegar a este post. Me sorprende que a alguien que odia seguir corrientes y se cague en la sociedad no tenga vista suficiente para despegarse del deporte "rey" (tan monarquico). Si tan rojo eres, ¿no va siendo hora de dejarse entretener con el circo?

Me alegraste el dia con tus palabras tan realistas en el resto de posts, pero me da rabia ver como hasta el más rojo es también un aficionado al entretenimiento por excelencia. Y no digo que sea malo entretenerse, según la proporción, (casi siempre alta, puesto que el trabajo ocupa la mayoría) pero cuando ves que el futbol llena la boca del personal dia y noche, cuando no son diversas vanalidades, ¿qué queda?. Yo te lo digo, una realidad que "se debería cambiar" de la que muchos critican, lloran y maldicen y que ahí se queda inmutable mientras nos vamos de vacaciones, al futbol, a ver la tele, la última película del cine, a pasar el dia currando, a... ¿Acaso podemos cambiar algo? Desde luego, así no. ¿La alternativa? Todo lo que conlleve competición desterrarlo de las inquietudes diarias, todo lo que conlleve falta de cooperación, ya sea el arraigado en el modelo de enseñanza, modelo de empresa, modelo de políticas(oligarquicas), etc, porque nadie gana porque "su" equipo, "su" partido político, "su" religión esté "por encima" de otros, ¿qué coño significa algo tan volatil y que requiere tanta deboción?. Igualmente la inexistencia de promoción de movimiento social y voluntad con verdaderas herramientas eficaces de democracia que brillan por su ausencia podrían ocupar el espacio de la mera actitud pasiva del entretenimiento diario. El azucarillo de la competición es eso justamente, sacia el apetito pero no quita el hambre, mata la voluntad ciudadana y mientras los propios ciudadanos la defienden, es el circulo perfecto. Joder, espero que algún dia las fiebres competitivas se les pasen a las sociedades porque en la distracción que se ejerce sobre la masa se basa esta artimaña tan ampliamente aceptada y evidentemente cruel a ojos de quien puede/sabe ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario