Yo no quiero que los Anónimos se vayan, porque no quiero volver a ser invisible.

#25 A diferencia de ti, yo creo que hay mucho que hacer y poco que decir para poder cambiar todo esto.

La misma frustración siento de no tener demasiado claro por donde tirar viendo la desmovilización, pero el fuego no se apaga con fuego, aunque si es cierto que la presión no desaparece por dejarse presionar aún más, más bien por contrarrestarla o desviarla.

Ahora mismo fácilmente se puede entonar aquello de "Este concierto se lo dedico a la señora Justicia en honor a las vacaciones que parece se está tomando", por ello quizá no sea tan mala idea destruir un edificio simbólico después de todo en una dictadura como ésta.

Yo más bien soy partidario de ir planificando líneas de actuación de la gente que ya no puede más, que aunque les pueda importar una mierda quieren sobrevivir. Se pueden intentar multitud de cosas, como por ejemplo coordinar a suficiente gente para tomar las emisoras de televisión y continuar las emisiones demandando al gobierno cinco reivindicaciones de justicia social e innegociables.

Que en el plazo de un mes se cumpla:

- La primera: Que se hagan los recortes necesarios al estado (sueldos de políticos es un buen comienzo), las rentas más altas y demás privilegiados, y se establezca la renta básica ciudadana.

- La segunda: Que se ejecute tajantemente el derecho a vivienda digna, haciendo que la vivienda sea para vivir y no para hacer negocio con ella. Si la gente puede comer dignamente con la renta básica, que no entre en cólera porque le quiten segundas, terceras propiedades privadas en alquiler o puestas en venta porque no se puede privatizar un derecho fundamental básico como éste.

- La tercera y más importante: Aprobar un plan de desarticulación capitalista dando paso a la rearticulación del sistema paso a paso hacia modelos de permacultura. Con las gentes pudiendo vivir en su vivienda, con un mínimo para comer se ejercería una presión enorme sobre las empresas, que aunque provean actualmente del sustento deberán reconvertirse todas en parte de cooperativas integrales, que hacen posible el 0% de paro, siguiendo al pie de la letra los estatutos éticos y morales que hacen del trabajo un verdadero derecho.

- La cuarta: Que a partir de éste momento las cadenas públicas de televisión y radio fueran indefinidamente el escaparate de ésta transición que se plantea llevar a cabo como un plan de evacuación capitalista hacia un gran bienestar social. Para evitar que se tergiverse, compre y manipule con facilidad a quienes formen parte de estos informadores se plantearía que no tuvieran sueldo, que únicamente el estado costease la infraestructura para la emisión, siendo algo voluntario (la gente que tiene renta básica y un techo puede hacerlo perfectamente, hay miles de periodistas por ejemplo en los movimientos sociales que se mueven no por un sueldo sino porque creen en lo que hacen)

- La quinta: Que el estado permita a las gentes que han tomado las cadenas de televisión y radio públicas permanecer indefinidamente en los edificios, con interrupción total de la parrilla normal, informando y rotando los turnos de permanencia con quienes les releven del exterior, haciendo de ésto un hábito en el acto y retirando a los antidisturbios que hayan enviado. Que no se intente tachar el acto de terrorismo para tratar de poner en contra de si misma a la población desde las declaraciones políticas o falsas filtraciones premeditadas. Y desde dentro se grabarán en directo tanto las asambleas que se realicen dentro para discutir sobre el efecto que está teniendo y la respuesta como está siendo, como para emitir en directo los posibles intentos de expulsión por parte de las fuerzas del estado.

Ésto que digo sería algo así como arrebatar de las manos de los de siempre a la opinión pública y levantar como se merece el orgullo de nuestras gentes. Habría que planificar muy bien como organizarse tantos para acometer ésto con efectividad, y que se pueda dar apoyo externo a quienes hagan de portavoces a través de estos actos, mandandoles comida y rotándose para mantener la presión ininterrumpida sin morir de agotamiento físico y mental. Si ésto lo organizamos, yo propondría a Enric Durán (el robin hood de los bancos) como portavoz de éste acto, que difundiera el mensaje del deseo del pueblo de sobrevivir y de que nos estamos moviendo, no con huelgas que toman la calle sino con acciones reales que cambian las cosas.

Si lo piensas fríamente estoy proponiendo comenzar el secuestro del capitalismo y a base de sentar precedentes, ganarnos nuestro propio respeto, ya basta de tener lo que nos merecemos y empezar a merecernos lo que queremos tener.

Si éste mensaje lograse gran difusión y una respuesta aunque solo sea de los que realmente mueven el culo, el avisar de antemano de que vamos a hacer ésto no haría más que poner sobre la mesa algo inevitable, como una movilización DDoS, pero ésto aquí no es más que un simple comentario que casi nadie tendrá en cuenta seguramente,...
por ello mismo sería menos complicado tomar por sorpresa al estado si sabemos aprovechar la ventaja de que somos mayoría y nuestra estrategia funciona a base de confianza. Si somos capaces de apoyar a ésta gente nos mienta quien nos mienta, podremos superar la prueba de fuego e independizarnos de todas todas de esta alienación de masas. Quienes ahora mueven los hilos pueden intentarlo todo para cortar esto antes de que suceda o bien establecer el estado de sitio por sublevación del pueblo si se logra la suficiente confianza y apoyo de la calle como para que ésto no se pare y sea una reivindicación ininterrumpida. Si a estos pocos héroes no se les da la espalda y todos gritamos cada día ¡OLE SUS COJONES! mientras hablamos de esto todo el tiempo, en lugar de las paparruchas que los medios nos dan continuamente, lo podemos conseguir.

Lo más efectivo probablemente sea controlar el canal de comunicación constantemente y prever el tener suficiente gente a lo largo de los puntos en los que pueden intentar cortar la comunicación para evitar el corte.

#25 ¿Aún sigues pensando que no se puede hacer nada? ¿O es que no queremos hacer nada? Puede que ésto no se deba coordinar desde la web, pero por ejemplo se puede intentar coordinar desde toda la gente perteneciente a los movimientos sociales, de los sectores más éticos, reivindicativos y pacifistas. O si bien queremos que a la gente le empiece a hervir la sangre pensando en que ésto va a pasar sí o sí, hacer un llamamiento en plan publicidad viral.

Cada vez que he visto cambiar este mundo siempre ha sido para peor. ¿Quién vigila al vigilante?. Nuestro estado necesita a una madre, y si no la tiene se la tenemos que fabricar, para que deje de tocarle los huevos a la sociedad.

Ésto que planteo no es un golpe de estado, es un golpe de efecto y si somos listos y suficientes no podrán desbaratar estos planes con balas en la cabeza ni extorsionando a las familias de quienes luchen por nuestras libertades, o montando cordones policiales las veinticuatro horas frente a todos los centros de comunicación. Con calaña como la que tenemos a los mandos del volante podemos esperar de todo antes que cooperación.
Yo vería ésto como un intento de cambio real demandado por la necesidad acuciante de una amplia mayoría de la población, como la voz de los anónimos.

Ciertamente yo no confío en la clase ni estructura política, ni en la estructura sindical, sinceramente nunca me podré sentir identificado con éstos métodos de organización. Alabo las conquistas sociales que pudieran alcanzar las luchas políticas y sindicales del pasado, y las que pueden apoyar realmente en éste futuro, pero ahora mismo la fórmula para cambiar las cosas tiene que ser efectiva y tiene que ser ya, no son negociables los derechos fundamentales de la constitución, no son algo con lo que jugar a la ruleta rusa, hoy estás en familia y mañana entre cartones, ¡es la vida de las personas cojones!.

Un venezolano pobre dijo (visto en vídeo de Eduardo Galeano):

- Yo no quiero que Chavez se vaya, porque no quiero volver a ser invisible.

Si ésto se lleva a cabo y no lo tergiversan, yo diría:

- Yo no quiero que Los Anónimos se vayan, porque no quiero volver a ser invisible.


Pensad lo que queráis, pero mientras sigamos pensando, seguirán violando con total impunidad día tras día, mañana tras mañana nuestros derechos, subsistencia y la de todas las personas que amamos o comparten nuestras debilidades e inestabilidades. Los especuladores, los empresarios, los políticos, y todo el hijo putismo no va a transformarse de la noche a la mañana, pero con poco que intentemos, que apunte a soluciones reales que necesitamos casi todos, nos habremos ganado el cielo (si somos creyentes) y le habremos dado una bocanada de aíre fresco a esta apaleada tierra de sufridores, que aún siguen creyendo que no se puede hacer nada.

Los medios y mucha gente me anima a emigrar del país, y siempre lo he pensado, pero en cada casa tienen que limpiar su mierda, y ésta es mi casa, aquí tengo a mi familia, aquí tengo a mis amigos, aquí están mis raíces y aquí lucho por mi libertad. Yo no puedo luchar por ti, ni organizarme yo sólo, todos los que estamos pasándolo mal nos necesitamos los unos a los otros. Nuestras familias nos dan cobijo, ¿pero quién les da cobijo a ellas en la irónica "ciudad de leyes" sin ley?

Voy a empezar a hablar de elaborar un plan como éste entre mi círculo y desde los movimientos sociales, a ver si conseguimos la fuerza suficiente y no nos perdemos en debates, que las palabras, como éstas siempre se las lleva el viento y ésto no puede quedarse en un intento de huelga general, necesitamos cambios reales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario