Desarmado


He salido a tomar el viento

a crear un sentimiento

a cercar la sombra que crece desde adentro


He invadido mis recuerdos

atrapado los silencios

corro tras mis pasos que pierdo en el tiempo


Nunca olvidaré el sabor de su aliento

los susurros al oído hieren mis alas

tras la hoquedad de mi corazón se encuentra el arma


Había una vez una sonrisa delicada, un sueño de crecer siempre alto, siempre amada.

Había una vez un momento de ternura, un sueño de creer siempre ciego, siempre al alma.


Pierdo la razón, la intuición y la memoria

y cada día gota a gota mi sangre se derrama

Pierdo la obsesión, la ilusión y la mirada

y cada día beso a beso mi vida se desgrana


Acúname entre velos de carícias que limpien estos ojos y desatasquen mi sonrisa.

Encuentrame en este largo laberinto que un día yo tracé de aquí al infinito.


Miro hacia ti y me siento hoy tan frío

cuervo ingenuo de mi, hoy no confío.

Lazos carmesí que unieron nuestros labios

dudo ser capaz de unir de nuevo los pedazos.


Encuentrame un sentir que sea profundo, que arraigue en mi el latir segundo a segundo.

Y hiéreme las entrañas a bocados, de ingenuidad y con tus uñas hazme un cuadro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario